Archivo de la categoría: Manipulacion de la información

Maquillaje de cuentas (y Parte IV) – Detectándolo


Si las cuentas se encuentran auditadas, estas pueden incluir una opinión favorable y sin salvedades, desfavorable o favorable pero con salvedades. Si la magnitud del problema detectado por el auditor es grande, estos podrían denegar la opinión.

Por otro lado, puede darse el caso que las cuentas no se encuentren auditadas o que los auditores no detecten los maquillajes, en tales casos podría ser útil observar los siguientes aspectos:

  • Demasiada deuda. Las empresas muy endeudadas son más propensas a manipular las cuentas.
  • Cambios en los criterios contables. Siguiendo un principio de uniformidad, la adopción de un criterio para el tratamiento de la información contable debería mantenerse en el tiempo, a menos que varíen las circunstancias iniciales que determinaron la adopción del criterio (p.e.: cambios en la política de amortización, deterioros, provisiones, activación de gastos, etc.). Si se producen estos cambios, siempre deben estar explicados en la Memoria de la organización.
  • Errores. Los errores contables correspondientes a ejercicios anteriores aparecerán cuantificados en el estado de cambios en el patrimonio neto.
  • Filiales no consolidadas. Omisión de la consolidación de filiales con participación muy próxima o superior al 50%.
  • Transacciones elevadas fuera de balance. Casos de deuda no incluidas en el balance cuando la garantía de devolución es el propio activo financiado (Project finance).
  • Diferencias entre resultado neto y flujo de caja operativo. Cuando el resultado neto es positivo y mucho mayor que el flujo de caja de las operaciones, puede indicar que la empresa ha elevado partidas indebidamente, por ejemplo, clientes o existencias.
  • Variaciones significativas de plazos. Es importante analizar la evolución de los plazos de clientes, existencias y proveedores. Por ejemplo, si los plazos de cobro aumenta considerablemente con relación a años anteriores o a la competencia, es un indicio de aumento de la morosidad o hay deterioros no reconocidos.

 Técnicas de maquillaje

  • Aumentar o reducir gastos, utilizando estimaciones interesadas (Deterioro/amortización de inmovilizado inmaterial/material e inversiones inmobiliarias, deterioro de existencias, deterioro de operaciones comerciales, deterioro de operaciones de tráfico, deterioro de inversiones financieras – valores no cotizados en mercados regulados – , deterioro de créditos a largo/corto plazo, reestructuraciones empresariales, deuda y gasto en materia de planes de pensiones, cuantificación de trabajos realizados para el inmovilizado, impuesto sobre beneficios negativos y crédito por pérdidas a compensar).
  • Activar o considerar como gasto, eligiendo la alternativa contable que más interesa (Investigación, desarrollo, reparaciones y conservación, mantenimiento, publicidad, gastos financieros, diferencias de cambio).
  • Contabilizar gastos con cargo a reservas en lugar de llevarlos a la cuenta de resultados (eligiendo la alternativa contable que más interesa: Ajustes por errores de ejercicios anteriores, clasificar instrumentos financieros como cartera de negociación o como disponibles para la venta).
  • Endeudarse a través de compañías que no se consolidan (Utilización de empresas interpuestas, utilización de empresas vinculadas que no consolidan por otras causas de exención de la obligación de consolidar).
  • Cambiar el criterio de reconocimiento o valoración de stocks (utilizando estimaciones o eligiendo la alternativa contable que más interesa: FIFO, promedio, cuantificación del coste de producción imputando más o menos costes indirectos de fabricación, incluir existencias de ciclo largo como activo fijo).
  • Contabilizar transacciones haciendo estimaciones optimistas o pesimistas sobre el futuro utilizando estimaciones interesadas (Activos, pasivos, ingresos, gastos, amortizaciones y provisiones).
  • Generar resultados excepcionales con la finalidad de mejorar las cuentas o viceversa (venta de inmovilizados).
  • Reconocimiento anticipado de ingresos o diferimiento del reconocimiento de gastos (gastos anticipados o ingresos diferidos).
  • Ventas ficticias (contabilización de depósitos como si fueran ventas o contabilizar ventas como si fueran depósitos).
  • Compensar partidas de activo y pasivo o de ingreso y gastos.
  • Transacciones a precios fuera de mercado, irreales con compañías que no se consolidan
  • Falta de información sobre filiales.
  • Reclasificación de partidas (Clasificar inmuebles como inmovilizado material, como inversiones inmobiliarias o como activos no corrientes mantenidos para la venta. Clasificar instrumentos financieros como inmovilizado financiero, como inversiones financieras temporales o como inversiones financieras de alta liquidez. Clasificar instrumentos financieros como cartera de negociación o como disponibles para la venta).

Referencia: Revista Harvard Deusto (Número 246)

Anuncios

Maquillaje de cuentas (Parte III) – Situaciones más propensas


En la vida de una empresa pueden darse ciertas circunstancias en la que se produzca mayor presión o exigencias con respecto a sus números, tales como las siguientes:

  • Cambios en el Consejo de Administración o equipo directivo. Podría atribuirse a la dirección saliente problemas que no hubiesen ocasionado, o por el contrario, la dirección saliente podría trasladar problemas al nuevo equipo.
  • Empresas que se ponen en venta o con salidas a bolsa. Los propietarios actuales desean ofrecer una mejor imagen que eleve el precio de venta o cotización bursátil.
  • Empresas que son objeto de una OPA (Oferta Pública de Adquisición de Acciones). Si los que plantean la OPA son los accionistas que controlan la empresa, podrían tener interés en ofrecer una peor imagen de la empresa para ofrecer un precio más bajo.
  • Empresas con préstamos con cláusulas resolutorias. Se trata de préstamos que condicionan su vigencia al logro de ciertos indicadores en las cuentas (beneficios, deuda, liquidez, etc.), de no cumplirse conllevaría a que se rescinda de forma anticipada.
  • Conflictos entre accionistas o entre miembros del Consejo de Administración. En casos de enfrentamientos internos, puede darse que una parte trate de no reflejar la verdadera situación de la empresa, para, por ejemplo, dejar de pagar dividendos a la otra parte, reflejando una situación peor a la real.
  • Lenguaje utilizado por los directivos en sus comparecencias ante los medios de comunicación. Responden con evasivas a preguntas concretas. Uso de márgenes intermedios (EBITDA o cash flow) en lugar del resultado neto.
  • Cambios voluntarios de auditor, los cuales pueden deberse a discrepancias en el tratamiento contable de determinadas operaciones.
  • El tamaño del auditor es desproporcionado con respecto a la empresa auditada.

Referencia: Revista Harvard Deusto (Número 246)

Maquillaje de cuentas (Parte II) – Empresas con mayor probabilidad


Ya sea por la regulación a la que están sometidas o por sus mecanismos de funcionamiento, algunas organizaciones son más proclives a ser objeto de maquillajes de cuentas. A continuación se señalan indicios que han sido frecuentes en empresas envueltas en escándalos contables:

  • Empresas con precios regulados y concesionarías de la Administración. Por ejemplo, empresas de electricidad, agua, gas o autopistas.
  • Empresas cotizadas. Empresas con mayor presión para que los beneficios sean elevados y así influir en la cotización bursátil.
  • PYMEs y empresas familiares. Empresas con más interés en que los beneficios sean reducidos, con el fin de pagar menos impuestos.
  • Empresas con sistemas de retribución variable para directivos. Cuyos directivos pueden recibir retribuciones variables de acuerdo al logro de determinados objetivos financieros, medidos según sus ventas, beneficios u otros datos.
  • Empresas con exceso de operaciones complejas con terceros. Puede tratarse de intentos de ocultar engaños contables, a través de operaciones de difícil compresión.
  • Filiales en paraísos fiscales. Los denominados “paraísos fiscales” ofrecen una baja tributación y mínima exigencia de información. Por estos motivos, la existencia no justificada de filiales es una señal que requiere atención.
  • Personalidad bajo sospecha. Empresas con líderes o directivos autoritarios, de ego elevado o con una exagerada exposición en los medios de comunicación.
  • Predominio de directivos o consejeros designados directamente por el presidente. Por la forma de su nombramiento, se pondría en duda su independencia.
  • Excesos de lujo. Empresas con un derroche exagerado ofreciendo una imagen de lujo innecesaria.  

Empresas del Ibex que operan en paraísos fiscales (Articulo publicado en el diario Expansión en mayo 2015)

El documento de referencia destaca, el tantas veces mencionado caso Enron, el cual presentaba más de un indicio de los antes mencionados: Empresa cotizada, con sistema de retribución variable para directivos, con filiales en las Islas Caimán, con miembros del Consejo de Administración designados por el presidente de la organización y con excesos de lujo.

Referencia: Revista Harvard Deusto (Número 246)

Maquillaje de cuentas (Parte I)


Tanto para las decisiones externas o internas, la fiabilidad y exactitud de la información financiera es importante, ya sea por un lado, adquirir acciones, brindar préstamos o por otro lado, emprender acciones de marketing, recursos humano e inclusive sobre tecnología. Decidir teniendo como base o referencia la información financiera falseada puede generar graves consecuencias económicas a las personas o entidades que se vean afectadas, por ejemplo, por mencionar casos recientes reflejados en los medios informativos: Gowex o Pescanova.

La manipulación contable, entre las actividades delictivas más frecuentes en las empresas

¿Maquillaje contable?

O “contabilidad creativa” consiste en modificar las cuentas con el fin de presentar una imagen distinta a la realidad, en algunos casos puede ser más favorable para, por ejemplo, mejorar la cotización bursátil, aumentar dividendos, mejorar evaluación de directivos y su retribución sujeta a resultados u obtener financiación. En otros casos, se busca ofrecer una imagen más desfavorable para, por ejemplo, pagar menos impuestos o solicitar subvenciones a los organismos Administrativos.

Tipos de maquillaje

  • Cuando se trata de elevar o reducir los beneficios se denomina “gestión del beneficio” (earnings management).
  • Traspasar los resultados de un año a otros, reduciendo los resultados de un año bueno a los años sucesivos. Una “técnica” sería, por ejemplo, contabilizando importantes deterioros en un año que se anulan en el futuro. Esta es una variante del caso anterior, denominado “aislamiento de los beneficios” (income smoothing).
  • Enjuague contable” (big bath) es otra técnica similar, que consiste en aumentar las pérdidas para revertirlas en el futuro y así mejorar los beneficios.

Legalidad en el maquillaje

La normativa de cada país, para determinadas circunstancias, puede permitir una contabilización que más le interese a cada organización, por ejemplo, la cuantificación de ingresos basados en estimaciones optimistas o pesimistas sobre el futuro, deterioros y provisiones por litigios o pensiones.

Otro caso puede ser con las iniciativas de Investigación y Desarrollo, para las cuales se puede optar por “activar los gastos” cuando interesa elevar los beneficios o “contabilizar gastos” cuando interesa reducirlos.

Se estima que el Plan General de Contabilidad de España tiene más de un centenar de operaciones en las que se puede elegir entre varias alternativas de contabilización o se tiene que efectuar estimaciones subjetivas (Estudio de ACCID 2008).

Maquillajes ilegales

  • Ocultar ventas o gastos
  • Contabilizar ventas o gastos ficticios
  • Ocultar activos o deudas
  • Retrasar la contabilización de gastos o ingresos
  • Ocultar participaciones accionariales para no consolidar cuentas de filiales

Referencia: Revista Harvard Deusto (Número 246)