Roland Clift, Lecciones Sostenibles


Siempre nos ha parecido que la prohibición de las bolsas de plástico ha sido una efectista demagogia, sobre todo cuando vemos que la cadena o centro comercial que las promueve utiliza abundante carteleria en sus puntos de venta o remite a los domicilios las novedades en encartes publicitarios, que en el mejor de los casos, va directamente a los contenedores de basura.

Roland Clift, experto en ecología industrial y miembro de International Society for Industrial Ecology, en una entrevista en La Contra, en muchas ocasiones la mejor sección de La Vanguardia (aquí para leer la entrevista), revela algunas verdades y conceptos sobre ecología y sostenibilidad, que nos resulta difícil sintetizar o resumir, porque casi todo nos parece muy interesante.  Destacamos los siguientes aspectos:

Prohibición de las bolsas de plástico

Las bolsas de plástico contaminan menos que las de papel y las biodegradables, lo que pasa es que es políticamente incorrecto decirlo porque a la opinión pública le parece que no. Las emisiones de CO2 para la producción de las bolsas biodegradables son enormes, y producen lluvia ácida debido a los compuestos amoniacales.

Ecología industrial

La industria debe funcionar como un ecosistema en el que los recursos que una empresa deseche, los utilice otra, de manera que al final el residuo sea cero.

Empresas Simbióticas

Dinamarca, hace 20 años, montó el primer polígono industrial donde cada empresa utiliza el residuo de la otra y sólo se admiten empresas simbióticas con ese ecosistema industrial. Los grandes polígonos petroquímicos han crecido con ese concepto: convertir los residuos en recursos. Si a una empresa le sobra calor, se instala otra al lado que funcione con ese calor

Biocombustible

Para cubrir el objetivo europeo de consumo de biocombustible para el transporte necesitaríamos el 60% de la tierra destinada a agricultura en Europa. ¡El biocombustible es un fraude que muestra cómo fracasa la política al no tener en cuenta las evidencias científicas!

En Malasia, Indonesia…, se están quemando bosques enteros para cultivar aceite de palma.

Emisiones directas e indirectas: La huella de carbono

Para obtener una tonelada de algodón se necesitan cientos de toneladas de agua y grandes emisiones de CO2. Para el medio ambiente, una camisa de algodón es bastante peor que una de viscosa.

El ciclo de vida de un producto empieza con la extracción de materias primas, la fabricación, el transporte, la distribución, el uso que le da el comprador y después el impacto del residuo.

Referencia: La Contra de La Vanguardia

Deja un comentario... Gracias!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s