ORM tiene más de BI que de Marketing

Un proyecto de este ORM o algún otro de marketing digital, al igual que uno de Business Intelligence (BI), se basa en la estrategia de la empresa (visión, misión, objetivos estratégicos, …), utiliza herramientas informáticas similares…


La gestión de la imagen en Internet u ORM (Online Reputation Management) es una de las tantas disciplinas que han surgido alrededor de Internet y de La Web 2.0 para atender las «nuevas necesidades» que tienen las organizaciones en este espacio que va acaparando mayor protagonismo y repercusión (los contenidos generados por los usuarios en blogs, wikis, foros, redes sociales, etc., es aproximadamente, el 26% de lo que existe en la Red, según la consultora Nielsen).

La reputación corporativa es un intangible que hasta hace poco sólo se media a través de mecanismos de mediana fiabilidad, como las encuestas.  Por su parte, la reputación online es mensurable, no tan sólo cuantitativamente, sino, también cualitativamente, porque gracias a herramientas informáticas (basados en minería de datos/texto), es factible analizar los contenidos en la Web, identificando valores y adjetivos asociados a una empresa asignados por clientes, empleados, proveedores o “fans”.

En un proyecto de gestión de la imagen corporativa en Internet, a grosso modo, se contempla las siguientes fases:

  • Identificar lo que se dice en Internet de la empresa, principalmente en los buscadores, blogs y redes sociales.
  • Depurar el “ruido” o contenido no relevante.
  • Actuar, en función si el contenido es negativo (crisis de imagen) o a favor.
  • Establecer mecanismos de vigilancia y monitoreo.

Además del ORM, son muchas la técnicas desplegadas alrededor de Internet, tales como SEO (Search engine optimization o Posicionamiento en buscadores) o SEM (Search Engine Marketing o Marketing en motores de búsqueda).  Hasta ahora estos proyectos, en la mayoría de casos, son asumidos por “consultoras especializadas” provenientes del marketing, publicidad o comunicaciones.

Un proyecto de este tipo, al igual que uno de Business Intelligence (BI), se basa en la estrategia de la empresa (visión, misión, objetivos estratégicos, …), utiliza herramientas informáticas similares para identificar los datos, extraerlos y convertirlos en indicadores para realizar un seguimientos y control a determinados aspectos asociados a la gestión “interior” de la empresa, que puedan causar una repercusión “exterior”.  En ambos tipos de proyectos, se sugiere coherencia y transparencia con las acciones que se emprendan. Si esto es asi, ¿Por qué se implementan estos proyecto por separado?, además del ahorro económico y demás recursos que podría significar para la empresa/cliente, ¿una visión integral, no aportaría un mayor valor para «toma de decisiones»?.

Creemos que el denominado «marketing digital» y algunas de sus ramas o técnicas derivadas, por mas sofisticación que se le quiera brindar, podrían ser abordados en un proyecto de consultaría e implementación de inteligencia de negocios, del mismo modo que se contemplan las finanzas o las ventas.  La novedad o aparente desconocimiento, no justifican un despliegue aparte, porque al final, todo se basa en la coherencia entre la estrategia y la medición y consecuencia en la acción.

Fuente: Diario Expansión

Autor: anibal goicochea

anibal goicochea mendo Formador y Consultor Informático, especialista en Business Intelligence, Planificación, Presupuestos, Consolidación Financiera y Datawarehousing con soluciones basadas en SAP BW/HANA, SAP BPC y SAP BusinessObjects BI, entre otros productos.

Deja un comentario... Gracias!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: