Archivo diario: 24 enero, 2011

¿Cómo matar ideas?


En ocasiones, antes de valorar o sopesar el potencial de alguna idea, nosotros mismos o los que nos rodean, nos encargamos de derribarla apenas surge.    :A través de infundir miedo, aplazar hasta el infinito, confundir y simplemente ridiculizar; las “ocurrencias” que puede tener cualquiera corren el peligro de ser desechadas con argumentos/preguntas tales como los siguientes:

  • Nos ha ido bien, ¿por qué cambiar?
  • El dinero es lo único importante.
  • Exageras el problema
  • ¿Insinúas que se han hecho mal las cosas?
  • ¿Cuál es tu verdadero propósito?
  • ¿y qué pasa con eso, aquello o esto?
  • La propuesta va demasiado lejos o es insuficiente
  • La propuesta abandona nuestros valores centrales
  • Es muy simple para que funcione
  • Nadie lo hace
  • No se puede tener todo
  • Genera demasiadas inquietudes
  • Ya lo hemos intentado y no funciona
  • Es difícil de comprender
  • No es el momento
  • Implica demasiado trabajo
  • No funcionará aquí somos diferentes
  • Es un terreno pantanoso
  • No podemos costearlo
  • No estamos preparados
  • Esto me parece…

Referencia: HBRAL.com

Anuncios